jueves, 18 de enero de 2007

Ingeniería en Beauchef

En ciertas ocasiones (o quizás siempre, según como se vea), la vida nos pone a prueba, nos hace enfrentarnos a situaciones que bien pueden definir nuestro futuro. Muchos de nosotros, al salir de la enseñanza media, no sabíamos qué hacer, qué estudiar luego de conocer el puntaje de la PAA, la antigua Prueba de Aptitud Académica, menos conocer "nuestra vocación", concepto que de tan manoseado perdía su más elemental sentido.
Ahora, enfrentados como padres a las inquietudes de nuestros hijos al respecto, no nos queda más que aconsejarlos, guiarlos, mostrarles caminos para que ellos elijan, informados, lo que quieren hacer, tratando de hacerlo mejor que nuestros padres enfrentados a la misma situación (habrán escuchado que la vida es circular).
Toda esta introducción no es más que para homenajear a mi hijo mayor, Gonzalo, que ingresó a Ingeniería en la Universidad de Chile, en la mítica Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, en la legendaria sede de Beauchef, facultad que me acogió a mí, allá por el lejano año 1983.
Si bien no quedó del todo satisfecho con su puntaje en la PSU (Prueba de Selección Universitaria, que reemplazó a la arcaica PAA), donde esperaba ser de los elegidos que almorzarían con la Presidenta Bachelet, éste le permitió ingresar a la carrera que deseaba desde siempre y en la Universidad que quería, lo que evidentemente es un gran mérito, digno de todo elogio.
Ayer lo acompañé -como buen papá chocho- a formalizar su matrícula en Beauchef. Para mí también fue un gran día: volver a mi facultad -donde lo que más hice fue jugar ajedrez- y ver a mi hijo matriculándose allí fue emocionante.
No ha cambiado tanto. Sólo me apenó que hayan retirado el Deportivo de su sitio de siempre, donde jugábamos ajedrez todo el día, aunque me volvió el alma al cuerpo al encontrar una sala del área sur dispuesta como sala de ajedrez, con muchas mesas con sus piezas puestas y los relojes dispuestos para jugar. Gonzalo no le tomó mucho asunto ya que no le gusta el ajedrez: él es puro fútbol.
Compramos una linda polera con el logo de la Escuela de Injeniería (así con "j", como se escribía a principios del siglo pasado y como aparece en el frontis de la misma y lo más espectacular fue comprar un CD preparado por el Centro de Alumnos de Plan Común con todas las pruebas y ejercicios de los tres primeros semestres de clases, de los años 2000 en adelante. Increible. ¡Cuánto habría dado yo por algo así cuando ingresé a la facultad!
Sin más que reiterar mis felicitaciones para mi hijo, sólo resta por decir que me siento muy orgulloso por su logro y por su elección. Y ahora a ayudarlo para hacer menos pedregoso ese difícil camino elegido, el que -como decía un famoso profesor de la escuela- era como entrar en un túnel muy largo y oscuro donde no se ve nunca la salida, hasta que llega el día en que se empieza a ver un pequeño rayo de luz que nos indica la salida, a la cual hay que aferrarse a muerte. Suerte en esta aventura Gonzalo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja grax por el super homenaje ^^... realmente ke fasinante entrar en el increible mundo de la universidad y particularmente de beauchef... esperemos ke me valla tan bn como ahora... nuevamente grax por el homenaje... saludos.

se despide:
-Gonzalo "The One"

Carmen dijo...

felicitaciones para ambos Gonzalos, de tal palo tal astilla, Gonzalo hijo, pese a conocerlo menos de lo que yo hubiera deseado, me impresionó muchisimo, su seguridad, su desplante y lo clara que tiene las cosas. Se que triunfará en lo que haga. Felicitaciones a Erica y Gonzalo, que pese a todas las circunstancias, han sido exelentes padres y han entregado a su hijo lo necesario para ser feliz y triunfar en esta vida. Besos Titi

La Libélula dijo...

Eso de mítico y legendario suena al lejano oeste, tan difíciles habrán sido aquellos tiempos, tan largo el tunel que en algún tramito te acompañé y aporté con un grano de arena para que vieras esa luz...

En todo caso te felicito por tu hijo Gonzalo, y a él le deseo mucha suerte en esta nueva experiencia que sin duda será definitoria para su vida como adulto.

PD: también le deseo suerte a tu mágico bolsillo! jajajajaja

Un beso

Yve

Elisa de Cremona dijo...

uyy qué bien! qué bonito!
debo acotar que juan ramón jiménez escribía también con J todo sonido como ese... (je.. era una nota al margen)
un besazo

Rafael dijo...

Las cosas de la vida! Aprovechando un tiempo de ocio en internet, encontré este blog, yo tambien soy mechón de la escuela, (entré este año). La verdad es que la facultad es grandiosa, tanto en insfraestructura como en sus profesores, el nivel acádemico es muy alto.
Requiere mucho esfuerzo y dedicación sobrevivir en Beauchef.

Salu2

Jorge Gatica Miranda dijo...

Felicidades, querido amigo y ex-adversario de tantas partidas "Goraya".
Qué hermoso ver como la semilla da fruto.
Mi aprecio para ambos colegas,
Jorge Gatica