viernes, 16 de noviembre de 2007

La razón de los amantes

Buenísima esta nueva novela de Pablo Simonetti. No por nada se ha mantenido en los primeros lugares en los ranking de ventas por muchas semanas, luchando por el primer lugar con el nuevo best seller de Isabel Allende, "La suma de los días", que actualmente estoy leyendo.
Pablo Simonetti se encamina a convertirse en uno de los grandes de las letras nacionales. No sólo ha conquistado a la crítica especializada, sino que al gran público, al anónimo -como yo- que se regocija con su talento para contar historias cercanas, actuales, creibles.
En ésta, su segunda novela, el autor nos relata la conmovedora historia de Manuel, un joven y exitoso ejecutivo bancario, felizmente casado con Laura, inmersos en la paz y tranquilidad que les da la rutina y su buen pasar. Como tantas otras parejas de este Santiago de principios de siglo, la vorágine del día a día no les deja demasiado tiempo para la vida social, salvo las típicas visitas familiares de los fines de semana.
Sin embargo, esta estabilidad se ve alterada con la irrupción de Diego Lira, un abogado dueño de un diario en Internet que conoce a Manuel en el banco con motivo de un préstamo para sus operaciones en el mercado de las puntocom. Coinciden con él en una Gala en el Municipal, en la que Laura queda prendada de Diego y, por su parte, Manuel cree encontrar en éste al amigo que hace tiempo buscaba. Terminan cenando en un conocido restaurant italiano del centro de Santiago, en lo que aparece como el comienzo de sana amistad.
Ambientada a comienzos de este milenio en nuestro Santiago querido, se hace más atractiva para los que vivimos en esta ciudad pues le da un toque de realidad al recorrer lugares y situaciones vividas diariamente. El centro de la capital, el barrio El Golf, los tacos tan nuestros, el calor y hasta el smog que respiramos a diario nos dan cuenta que esta historia es quizá la historia de tantos santiaguinos que cruzamos a diario, tan real o imaginaria como el entorno.
Manuel, Diego y Laura comienzan una muy especial relación, que llega a su punto cúlmine cuando Diego los invita a su cumpleaños. Desde ahí en más se suceden los acontecimientos, que los llevan por caminos inabordados, inciertos, en que los sentimientos y las pasiones se mezclan de las más sorprendentes maneras, magistralmente llevadas de la mano por la pluma certera de Simonetti.
En síntesis, una muy buena novela, que se lee muy rápidamente, que atrapa al lector desde las primeras páginas. Absolutamente recomendable.

2 comentarios:

Gonzalo Araya dijo...

Sabes lo que pienso de ese libro asi que no comentare... inaceptable... jajaja.
ya, saludos de tu hijo, que espera comentario de un mejor libro ;).

La Libélula dijo...

Simonetti y sus historias... ahora leo madre que estás en los cielos y espero llegar pronto a este nuevo libro que imagino tiene mucho de las complicidades de las que sólo saben los que están al otro lado de la calle...

Cariños

Yve