lunes, 20 de marzo de 2006

El perfume: una gran historia

Hace unos días, en uno de sus acostumbrados vuelos culturales, La Libélula dejó caer en mis manos el excelente libro "El perfume, historia de un asesino", del escritor alemán Patrick Süskind, autor que alcanzó fama mundial con esta novela, escrita en el año 1985 y traducida a numerosos idiomas. Tanto éxito tuvo en su tiempo -y hasta ahora en que es continuamente reimpresa- que fue catalogada de obra maestra y su autor alzado a las cumbres de las letras alemanas, éxito que fue bastante efímero a decir verdad ya que sus próximas novelas no tuvieron ni con mucho el éxito de ésta, su primera novela.
"El perfume" nos relata la historia de Jean-Baptiste Grenouille, un francés del siglo XVIII, con cualidades excepcionales desde el punto de vista olfativo: por una parte, el no despide ningún olor pero tiene ese sentido tan desarrollado que es capaz de identificar millones de olores y reconocer por su aroma a cada ser vivo y/o cosa inanimada que depida olor, cualidades que lindaban con lo demoniaco según sus primeras nodrizas y quienes lo acogieron desde niño, ya que en la práctica veía tras las paredes y de noche y sabía quien se aproximaba a su hogar -aunque estuviera a varios kilómetros- sólo con su asombrosa capacidad, ya que reconocía su particular y único aroma grabado a fuego en su fabulosa memoria olfativa.
Algo que llama la atención de esta obra es que está extraordinariamente bien documentada, lo que se agradece, especialmente para lectores como yo que gustamos tanto de los olores y aromas, ya que uno termina sabiendo mucho de perfumes, de mezclas aromáticas y de su preparación. Asimismo, sorprenden los detalles de época, tan cuidados y detallados, los que al parecer –según los especialistas– representan fielmente la época abordada por el libro.
Pero esta es la historia de un asesino. En efecto, Grenouille, nacido sin olor, criado sin amor, encorvado, cojo, siempre despreciado, un monstruo por dentro y por fuera, mató veintiséis doncellas en su afán de convertirse en el perfumista más grande del mundo. La atmósfera de aromas se funde con la de los asesinatos, los que tienen una explicación lógica y siguen una pauta muy bien elaborada en la mente retorcida del protagonista.
Una gran novela, el desarrollo se sigue en todo momento con sumo interés porque, en definitiva, es una novela de intriga, una novela policiaca sin policías, en la que el destino de Grenouille importa al lector y mucho. La recomiendo con mucho agrado.

9 comentarios:

El Enigma dijo...

Yo tuve oportunidad de leerla cuando estuve chico, y honestamente no me gusto por algo que el año pasado, me parecio fantastico... su increible descripcion.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

La Libélula dijo...

Gracias por la mención, y con respecto al libro me impresionó la capacidad de supervivencia de Grenouille, tal y como lo describe el autor, es una verdadera garrapata humana que espera el momento justo para saltar sobre su presa.
Sin duda un gran y apasionante libro con un final inesperado y macabro.

Un beso grande

Yve

Elisa de Cremona dijo...

una gran obra, absolutamente de acuerdo!
ABSOLUTAMENTE

Papelera dijo...

yo diría que mi edición de ese libro es muy grenouille. deberíamos irnos todos a un lugar donde no choquemos. por un tiempo al menos.

saludos!

Águila libre dijo...

Hola Gonzalo, visitando tu blog aunque tu sabes que no soy buena para leer, pero por si acaso tengo ganas de leer La Conspiración. ¿la tienes? ¿me la prestarías?

Un Abrazo

María Paz

Fernando Meza dijo...

Gonzalo:

Esto no tiene nada que ver con el libro.

Sólo quiero darte las gracias por tus palabras en mi blog. Como dices, mi abuelo está en mí y en todos los que lo quisimos.

Gracias,

Fernando.

Maximiliano Ssánchez dijo...

Realmente una obra magistral, con una filosofía muy interesante, el hecho de atrapar las sustancias de los cuerpos, una mente maniatica, pero buena...

Carolina González Velásquez dijo...

Yo leí este libro hace algunos años, creo que cuando tenía unos 20, me llamó poderosamenta la atencion su forma descriptiva, creo que me identifiqué con el por uqe tengo una manía con los olores, cada descripción entraba no sólo por mis ojos, tambien por la nariz.......
Me erizaba la piel, me bajaba al estómago... Un libro que no creo poder olvidar, creo que hasta acambió mi forma de usar perfumes, a parte que comprendí muchas cosas sobre su fabricación ¿te dije que casi no los uso?.
Exelente libro, exelente post.
Un abrazo....



PS:Tenía enlazado a tu hijo, para que sea completo, te enlazo junto a la libelula.

Rodrigotol dijo...

Lo leí este año recién, por tanto, guardo una imagen muy viva de su argumento. De alguna manera, este relato se enmarca dentro de lo que comúnmente se llama "realismo mágico", pero en este caso, hablamos de una obra que nos lleva a transitar por distintos senderos. Por momentos uno compadece al protagonista, pero termina por provocar un rechazo supremo. Uno se sube a una nube siniestra a medida que absorve lo que el autor nos entrega como constitución inhumana o subnormal del asesino.
por lo demás, la manera en que termina el engendro, no conmueve ni entristece, tampoco satisface, sino que nos hace retorcernos internamente en una mezcla extraña de horror y desconcierto (además de asco).
Creo que esta magna obra literaria guarda una profunda metáfora que debemos encargarnos de descifrar individualmente..

Amigo, que bueno es participar en un foro a este nivel, con personas que disfrutan de algo tan bello como lo es la literatura.

Un abrazo