jueves, 9 de marzo de 2006

Y de repente, un ángel

Hermoso título para una muy buena novela, la última de Jaime Bayly, ese talentoso escritor peruano que aquí en Chile se hizo conocido primero por sus programas de televisión en la década pasada. Incluso tuvo su propio programa de conversación en nuestro país, junto a la no menos talentosa Tati Penna, que lo mostró en una de sus facetas más interesantes y cautivadoras, con una inteligencia y sagacidad sobresaliente.
El libro cuenta una linda historia, que como la mayoría de los libros de este autor, tiene mucho de autobiográfica, salpicada con pasajes de acertado humor, sobre situaciones tan familiares y posibles que sentimos como propias. Es a decir verdad una historia de reencuentros, de reparación de almas dolidas, de perdón, facilitado todo por la aparición de ese ángel (al cual dedica su novela por el cuidado de sus hijas) que hace que el protagonista se replantee su propia situación.
Julián Beltrán -el protagonista- es un escritor que vive de sus obras, pero que no es bueno para nada más qye dormir. Nunca limpia su casa, convive en armonía, según él, con su desorden y mugre y con cuanto bicho rastrero haya, especialmente las hormigas y arañas. Cuando Andrea, su novia, le exige que limpie su casa luego de un incidente muy jocoso, él decide contratar a una mucama. Y la llegada de Mercedes, una criada envejecida y fiel, va a despertar la ternura y el instinto de protección de Julián, tan acostumbrado a su soledad.
Ella le cuenta cómo fue vendida de niña por su madre a una familia pudiente que la mantuvo por más de treinta años en las labores del hogar. Sin embargo, Mercedes no le guarda rencor e incluso la justifica, ya que se acuerda que tenía muchos "calatitos" que alimentar y ella de seguro comía mucho, aseguraba.
Esto despierta en el escritor la necesidad de ayudar a Mercedes a encontrar a su madre. Pero esta búsqueda estará llena de azares y de episodios cómicos (su madre es una mujer vieja y sorda, que vive sola en un cerro cercano a un pueblo perdido, y que no se acuerda de nada, menos de Mercedes) lo que a su vez que dejará al descubierto al auténtico y frágil Julián, distanciado también de sus padres, aunque por motivos bien diferentes, pero a los que se debe enfrentar.
En síntesis, una novela muy entretenida -de esas que me sacan sonrisas a cada rato- que se deja leer con facilidad y sumo agrado. Muy recomendable.

8 comentarios:

Águila libre dijo...

Hola Gonzalo, terminé mi primera historia por si la quieres leer. Si puedes y no es problema, déjame un comentario para tener ánimo de seguir.

Con cariño, un abrazo

Pay

Elisa de Cremona dijo...

pucha.. otra vez me quedo atrás... ni idea de sus cosas..fatal...
un beso

La Libélula dijo...

Parece una buena historia aunque Bayly no me convence... me vas a prestar un libro para mis aburridos viajes en metro?

Besos

Yve

Bfly dijo...

Hola,

Trabajo en una Biblioteca y hoy estaremos comentando sobre Y de Repente un Angel de Jaime Bayly en nuestro Club de Libro L.E.O en español.
Es un relato refrescante para lo que es el tema de abuso sexual y familias disfuncionales. Me gusto mucho la historia. Luego estaré comentando las opiniones de los demás miembros del Club.

arqiria dijo...

Nunca me llamaron la etención los libros de Bayly;más creo por la promoción sensacionalista con la que acostumbran poner sus camapañas. Pero, de casualidad, una amiga mia, me comentaba emocionada que empezó a leer el libro, ESTE LIBRO y derrepente un angel...y pués estaba muy a gusto con el ibro...me lo contó unas tres veces, es decir, me contaba elresumen de lo que alcanzaba a leer durante sus viajes en bus. Asique le pedí me lo pasara al terminarlo.Me lo dió ayer a la una de la tarde. No se que sería, si la motivacuón previa de mi amiga o el encanto que encontré en su narrativa tan sencilla que hizo que terminara el libro en la mañana de hoy viernes.Lo que mas me gustó fue la facilidad que encontré en meterme en el tema (sería por encontrar muchos ejemplos tan cotidianos y sentirme identificada) y sentir emociones al leerlo.Me agradó la forma en que Bayly te conduce en un capitulo donde esta al punto maximo de sacarme una lagrima, por la historia tierna o al contrario demasiado cruda; y, derrepente mezcla una frase o comentario de un personaje tan gracioso, sarcástico,ridiculo y fuera de contexto, que hizo que de querer llorar o con lagrimas en los ojos, suelte una carcajada o me sonría...Y al margen, de las criticas a su libro,creo que si un escritor logra sacar al lector tantas emociones, recuerdos y hasta meditaciones pienso YO ya cumplió con su objetivo de transmitir de forma completa sus emociones. Es que sabe como hacerse llegar.

Acuarius dijo...

A mi me encantó el libro ;)

Anónimo dijo...

Me gusto Julian B. Es un tipo parecido a mi. Pensé leerlo en un par de días, pero al empezar no pude dejarlo hasta terminar.

beki dijo...

La verdad que quede sorprendida, no me imaginaba que un libro de Jaime Bayly me hiba a emocionar tanto, busque de casualidad el titulo, estuve haciendo mi trabajo y me pidieron una novela peruana y lo ultimo que pense fue en bayly, busque y me quede sorprendida, solo lei estos pequeños parrafos, pero estoy dispusta a comprer el libro y lo deborare rapidamente, ya estoy anciosa por leer .... felicitaciones a los que ya loleyeron