miércoles, 20 de septiembre de 2006

Madre que estás en los cielos

Muy interesante novela. Desgarradora a ratos. Me ha dejado pensando mucho, recordando hechos, momentos importantes de mi vida, de mi familia; en mis padres, en su historia, en todos los dolores que les he provocado, en las expectativas que ciertamente no logré cumplir, en fin, en tantas cosas que no siempre se tienen en cuenta, que no sopesamos adecuadamente.
Pero ese es otro tema y aquí importa esta obra, la primera novela de Pablo Simonetti -se huele un fuerte contenido autobiográfico- que nos cuenta la historia de Julia Bartolini, una anciana con un cáncer terminal que decide contar su historia, en vez de someterse a tratamientos que le pudieran alargar un poco más su vida pero perder esa posibilidad única de recordar, como una forma de redimirse y de que sus hijos -con algunos de los cuales tuvo serios problemas, más por imposición de su marido que por iniciativa propia- supieran de primera fuente las verdades que todos atesoramos y que muchas veces nos llevan a tomar decisiones que parecen no tener explicación.
Inmigrante italiana, conservadora y mojigata -como buena parte de nuestra sociedad- la protagonista se nos muestra como un personaje creible, coherente, identificable, que recorre buena parte de su historia, mezclada con los acontecimientos históricos más importantes de las épocas que cubre su relato, dándose a conocer con todas sus debilidades, los errores que hoy reconoce -producto más de su miedo a enfrentar los problemas que a un mal juicio- y las influencias que tuvieron sus padres y sus problemas en sus relaciones posteriores.
Ella desea por sobre todo entrar en la muerte sin miedo y sin culpa y el relato que hace de su vida debiera responder a la interrogante que la atormenta de cómo se gestaron en su familia rencores tan hondos y separaciones insalvables a pesar de haberse entregado en cuerpo y alma para lograr lo contrario. Y en esto Simonetti hace un buen trabajo, muy sólido en la descripción de situaciones de tensión emocional -imposible no acordarse de Vidas vulnerables- y en la forma en que éstas quedan grabadas a fuego en la mente de la protagonista.
¿Por qué ha tenido tanto éxito de ventas en Chile esta novela? Creo que es fácil saberlo, ya que en cierta forma la historia de Julia Bartolini es la de muchas hijas/esposas/madres/abuelas chilenas, los dolores, las pérdidas, los errores, los temores de unas y otras son semejantes, lo que permite reconocerse en la obra de Simonetti, la historia de Julia es reflejo de buena parte de nuestra sociedad y de la forma de ser del chileno, algo que no escapa al buen ojo de este autor.

9 comentarios:

Matteo Gajardo dijo...

genial tu comentario
se lo mostrare a pablo
saludos y gracias por promocionar
el libro de el con tus comentarios
en tu blog, muchas gracias, espera el
libro nuevo.

saludos

La Libélula dijo...

¿por qué uno siempre hace al final las cosas que debió hacer al principio? Eso se llama arrepentimiento y no creo que sea un acto de redención si es al final del tiempo, más bien es la última tortura antes de partir...

Y como siempre ¿me lo prestas?

Un besote

Yve

Rodrigo dijo...

Mish, en un arranque de locura, compre "El fantasista" de letelier, porque me gusta mucho el autor y "Madre que estás en los cielos" para mi polola, nunca supe de que trataba lo elegí casi al azar... lo pintas bueno , asi que se lo pedire para leerlo (luego que me devore el de Rivera jijiji)

Doso dijo...

A mi tambien me mato esa novela, se lee cercano, y bueno si toca temas que son muy propios, aun mas duelen, varia sveces se me llenaron de lagrimas los ojos, Simonetti logra transportar y t ehace sentir lo qu elso personajes estas pasando, increiblemente humana la novela...
El libro de cuentos, tamb lo lei, bueno...

Abrazos y un gusto leerlo
DOSO

Pato Correa dijo...

Un Libro que vale la pena leer, con una narrativa vivencial, coloca las experiencias de vida como una necesidad inmediata, aún sobre la muerte.
Una madre bien intencionada, no fue capaz de impedir el distanciamiento de los miembros de la familia.Los problemas sexuales de las mujeres y el egoismo y la mente estrecha de los hombres, catapultaron arreglos tóxicos que distanciaron hasta el infinito a miembros queridos de la familia.

El abuelo tiene una doble vida con la secretaria de la empresa; esto a sabiendas de su esposa, frígida. Y por supuesto, a escondidas del resto de la familia.Cuando esto se va sabiendo, destila los peores humores producto de haber vivido en el engaño y la ficción.

El orgullo del padre, literalmente echa de la casa a dos de sus hijos, uno de ellos por homosexual.


Un libro para leerlo

un abrazo

Elisa de Cremona dijo...

mmm otra vez que me quedo out...
esto de vivir medievalmente me tiene terriblemente atrássssssssssss
un beso

Angelita dijo...

Sabes algo... Vine por la mañana, y leí este post. y ahora por la tarde mi compañera de trabajo me dice "quieres leer este libro, es bonito" y lo miro, y ¡sas¡ "Madre que estás en los cielos"...

Me gustan estas casualidades...


Cariños,

Anónimo dijo...

soy de colombia me llamo john better hasta ahora conozco la obra de siminetti, estaba con lemebel primero, he llegado al, y he ido a cartagena colobia, a dos horas de mi ciudad a ver al simonetti y llegue tarde, que falla! quisiera hablar con el

john better

Anónimo dijo...

soy de colombia me llamo john better hasta ahora conozco la obra de siminetti, estaba con lemebel primero, he llegado al, y he ido a cartagena colobia, a dos horas de mi ciudad a ver al simonetti y llegue tarde, que falla! quisiera hablar con el

john better