martes, 5 de septiembre de 2006

Vidas vulnerables

Muy entretenidos estos cuentos de Pablo Simonetti, escritor chileno (en realidad ingeniero civil con postgrados varios en Chile y en el extranjero) que recién empieza a hacer sus primeras armas literarias por el año 1996, con la publicación de varios cuentos, entre ellos su famoso Santa Lucía, que forma parte de este volumen. Hace sólo dos años publicó su primera novela, "Madre que estás en los cielos" (la tengo, así que creo será mi próxima lectura), con muy buena acogida, tanto de la crítica como de los lectores.
Todos los cuentos tiene una línea común que los guía; la fragilidad de la vida interior, de los secretos, de los sentimientos, la vulnerabilidad que se experimenta cuando se abre la puerta de este interior, el sentirse débiles, en fin, este libro ahonda muy bien en estos aspectos, Simonetti demuestra gran sensibilidad para captar estas situaciones y exponernoslas de una manera a veces cruel, cruda quizá pero real, creible.
"Santa Lucía" es un excelente ejemplo, nos muestra un verdadero drama por mantener las apariencias que esta sociedad nuestra tanto venera y cultiva. Un matrimonio con una hija pequeña arriendan un departamento al frente de nuestro querido cerro Santa Lucía, que siempre ha tenido mala fama, sobretodo por las noches. El protagonista -un homosexual reprimido, condición que su esposa conoce o al menos instuye- se interna una noche en el cerro con el claro propósito de dar rienda suelta a sus impulsos, conseguido lo cual -en esa noche lluviosa- aparece la culpa y el remordimiento, y la soledad y el miedo. Volver a su departamento, fingir una caída producto de la lluvia, tratar de salir incólume de esa difícil situación se torna una tarea inalcanzable, que culmina en un verdadero drama, muy bien relatado por Simonetti.
Muy buenos -a mi parecer- son también los relatos "Bodas de oro", "Amor virtual" y "Peter Faraday", que recrean situaciones con una fuerte carga emocional. La vida siempre nos muestra (y demuestra) lo vulnerables que somos, lo necesitados de afectos y la debilidad inherente al ser humano.
En resumen, muy buenos cuentos, con temáticas muchas veces silenciadas, de gran fuerza y perturbadores en su gran mayoría. Recomendables.

5 comentarios:

Nicolas Manservigi dijo...

Hola, quisiera invitarte a mi weblog, soy escritor Argentino. Veo que lees bastante y quisiea tu critica de mis textos, me interesa mucho. Te espero por alla.
Nicolas

Elisa de Cremona dijo...

yo me empiezo a endulzar con el último de Vargas Llosa "Travesuras de la niña mala"
genial

Liz dijo...

Simonetti me hace sentir emocionalmente vulnerable

Saludos !

Principito dijo...

Es indescriptible la sensación de leer "vidas vulnerables", literalmente me lo devoré, una escritura limpia y marcada por el suspenso. Como lo señaló Carolina Andonie para el mercurio: "rozar el abismo sin intención de abrazarlo. Ese es el desafío y se cumple..."

No deja de darme vuelta una loca idea respecto a un cierto elitismo, que a mi parecer lo limita inmediatamente a un público más selecto, pero que curiosamente se popularizó rápidamente... ¿entendemos que el éxito de Simonetti es extra-literario?... en fin recomendable de todas formas... Saluda,


Principito
Desde mi principado para el Mundo

Anónimo dijo...

A mi me gustaron solo un par de cuentos del libro, tienes razón... es una escritura limpia y bien hecha, pero concuerdo contigo. Es una obra demasiado elitista, tanto así que me empezó a hostigar la visión del mundo que tiene el escritor...