martes, 26 de diciembre de 2006

Año Nuevo, nueva cara

En estas fiestas de fin de año -en que parece que hemos estamos más apurados que nunca, estresados y corriendo de un lado para otro en busca del regalo perfecto o yendo de fiesta en fiesta- es habitual plantearse desafíos y metas para el año que llega.
Sin embargo, no nos damos el tiempo de reflexionar y mirar con paciencia y perspectiva lo que hemos vivido en este año 2006 que expira, agotado al igual que todos nosotros. Sin este necesario análisis, sin este tiempo de tranquilidad, no podremos madurar adecuadamente cuánto avanzamos (o retrocedimos) en este año; no podremos saber qué porcentaje cumplimos de nuestras promesas, metas y deseos, formuladas al comienzo del 2006; y no podremos aquilatar cuánto nos engañamos para seguir en la sobreprotectora autocomplacencia, en fin, un análisis retrospectivo imprescindible para saber en dónde estamos y quiénes somos y el que nos permitirá afrontar honestamente el porvenir.
Esta etapa estoy recorriendo ahora, valorando cada momento vivido, agradeciendo el contar con mi familia y mis hijos y proyectándome para lo que viene.
Pero como no todo es tan serio y grave, también he querido cambiar algo la cara de este blog, para recibir el año 2007 con un nuevo rostro: he migrado al nuevo formato de blogger (y harto trabajo me ha costado) el que tiene varias gracias y novedades, al menos para mí, entre las que destaco el uso de etiquetas o categorías, que de seguro pueden ser muy útiles y le otorgan un valor agregado a cualquier blog. Por mi parte, las he dividido por nacionalidad y nombre del autor, y tipo de obra de que se trata, lo que permitirá una mejor manera de buscar en los archivos de este blog.
Para finalizar, sólo desearles a todos un muy buen Año 2007, pleno de satisfacciones y buena salud, y deseando que se vean hechos realidad sus más caros anhelos.

2 comentarios:

Elisa de Cremona dijo...

vaya trabajo que te has mandado!!
yo me cambié a beta y me he arrepentido bastante... pero bueh... también tiene sus gracias...
un besazo enorme para ti y todos los consabidos parabienes que estas fechas ameritan.
Espero que todo te sea exitoso.
Tu fiel lectora
Elisa de Cremona

La Libélula dijo...

Me parece profunda y oportuna tu reflexión, es verdad que uno no saca nada con engañarse y no mirar lo que ha avanzado o retrocedido, es necesario hacer este ejercicio para replantearse y volver a empezar con optimismo y ganas.

Te diste todo un trabajo para emigrar tu blog, yo no quiero!!! me da lata asi q necesito q me ayudes ya?

Feliz Año Nuevo!!!

Cariños y un besote

Yve