domingo, 3 de diciembre de 2006

Travesuras de la niña mala

Muy buena esta novela del peruano Mario Vargas Llosa. ¿Cuál es el verdadero rostro del amor? He aquí la gran pregunta que traspasa toda la novela; la pregunta que algunas veces, a lo largo de nuestra propia historia, nos tortura por que no le encontramos una justa respuesta. ¿Cuántos de nosotros tendremos o tuvimos a nuestra propia niña mala? Me imagino que muchos, en los cuales obviamente me incluyo.
Ricardo Somocurcio, el protagonista, el niño bueno de esta historia, creció en los elegantes barrios de Miraflores, al cuidado de su tía ya que sus padres fallecieron en un accidente, en la Lima de los años cincuenta, donde conoce -en la adolescencia- a un par de chilenitas que revolucionan el tranquilo ambiente miraflorino, enamorándose de una de ellas, Lily, graciosa, bella, inquietante y esquiva chica, ya que rechazó una y otra vez cualquier intento serio de Ricardo por convertirla en su novia.
Sin embargo, en uno de los numerosos giros del destino que tocan a estos protagonistas -situaciones que maneja admirablemente bien Vargas Llosa, mezclando en una justa medida lo trágico y lo cómico que tiene esta historia- Lily desaparece de la vida de Ricardo y no vuelve a reaparecer sino que varios años después cuando la encuentra en París (donde Ricardo se había instalado cumpliendo su sueño de toda la vida) convertida en una joven guerrillera en camino a Cuba para recibir instrucción en la guerrilla con el propósito de hacer la revolución en Perú.
Este hecho y otros eventos históricos muy conocidos de la segunda mitad del siglo pasado le da un plus mayor a la novela, pues al hacernos partícipe de la vida tan especial de Ricardo y su chilenita adorada, los hitos históricos relevantes (la revolución cubana y otros intentos sudamericanos, los hippies, la revolución estudiantil de mayo del '68, el sida, las dictaduras militares en América, la guerra fria, la caída de la URSS, etc.) le dan un marco real y temporal vital para darnos cuenta del paso del tiempo y de los cambios culturales subsecuentes y su influencia en el devenir de los acontecimientos.
Luego de este encuentro en París, entre Ricardo y la chilenita de las mil caras, se vuelven a encontrar en múltiples oportunidades y en las situaciones más insólitas, en que Lily se reinventaba y asumía diversas personalidades: en París nuevamente luego de su estada en Cuba, casada con un funcionario diplomático francés; luego en Londres, casada con un magnate inglés; en Tokio, en donde la chilenita permanecía al servicio de un oscuro personaje japonés; nuevamente en París y finalmente en Madrid.
Una historia increible de amor, de desengaños, de dolor, de codicia, de degradación, de aventuras, en la cual tiene mucho sentido la pregunta que inicia estos comentarios: ¿Cuál es el verdadero rostro del amor?
Finalmente, comentar algo de Vargas Llosa. Gran y prolífero escritor, multipremiado, muy buen contador de historias, del cual empero no le leído más que otras dos novelas: "Los cuadernos de don Rigoberto", muy entretenida, y "Pantaleón y las visitadoras", novela que fue llevada al cine exitosamente.

12 comentarios:

Elisa de Cremona dijo...

así es uqe te gustó?? Bien.
Qué buen título verdad? Yo diría un par de cosas respecto al periplo degradador de la niña mala... y su consecuencia (causalidad y casualidad.. qué bonito suena) con Ricardo... pero bueh... mejor nos quedamos con el libro de tan buen título y su historia entretenida a ratos. Verdad?
un beso

Isabel Romana dijo...

En España ya ha salido también estan novela, pero no la he comprado de momento. No obstante, te recomiendo vivamente la novela "La fiesta del chivo", en mi opinión una obra maestra, en la que logra descifrar las claves estructurales que sustentan a un dictador. Saludos cordiales.

La Libélula dijo...

Así que niña mala eh? me imagino que no debió de haber sido tan mala para que el protagonista siguiera interesado en ella a través del tiempo y del espacio.

Un beso

Yve

COTE dijo...

Puede ser que yo sea una pequeña niña mala!!!!!!!!

walter dijo...

Quisiera reomendarte el citio del escritor Nicolas Manservigi. Es muy joven, amigo mio, creo que se merece la visita y la critica de las diferentes personalidades del arte en general. Lo recomiendo ampliamente. www.nicolasmanservigi.com.ar
Garcias!

Leslie dijo...

Estoy leyendo "La fiesta del chivo" de Vargas Llosa. Lo había leído antes en artículos de opinión, pero literariamente no me atraía, ahora que estoy leyendo su book, he cambiado de idea.

El libro que comentas parece bueno también. Aunque nunca se sabe hasta que se lee...

Cambiando de tema, junto con unos friends hemos construido una página, medio blog, medio foro... Está recién nacida:


http://www.cavancha.cl/blogancha/

http://www.cavancha.cl/blogancha/

Lee y comenta en el foro.

Gracias

byebye

La Libélula dijo...

A propósito cabrito!!! te dejo un gran saludo de Navidad, espero lo pasemos muy bien junto a nuestro hijito en esta Noche Buena.

Un beso grande

Águila libre dijo...

Querido Gonzalo, te deseo una maravillosa Navidad junto a tus seres mas queridos.

Que Dios te llene de bendiciones, de mucha paz y amor.

Un afectuoso abrazo,

María Paz

noemi dijo...

Ha ido hacia abajo en mi gusto éste autor, tanto por su escritura como por sus actitudes personales. Si me animo a gastar en comprar ésta novela, ya te comentaré mis posturas.

Un abrazo y felicidades :)

Piel dijo...

Creo que más de una noss entimos identificados con los personajes de Vargas Llosa y coincido contigo, sobre lo bien instalado en la linea del tiempo , el final...bueno creo que finalmentre aprendimos sobre el rostro del amor...

Saludos y gracias por las excelentes recomendaciones.

ULTRAHARD dijo...

En definitiva esa novela te deja desconectado y hay algo que me gusta decir e ironizar sobre esta novela, SIEMPRE EXISTIRA UNA NIÑA MALA PARA TODO HOMBRE, COMO TAMBIÉN UN NIÑO MALO PARA TODAS ELLAS.

-:cArLiTa:-dLb dijo...

una novela...que nos identifica mucho.