lunes, 22 de agosto de 2005

Confieso que he vivido

Como no pude encontrar el libro que quería leer (Un mundo feliz) tomé este libro de Pablo Neruda, primera parte de sus memorias, obra editada y publicada póstumamente, que me ha llenado de gozo y buenos recuerdos.
Sólo he avanzado unas cuantas páginas, que coinciden con la niñez y pre-adolescencia del poeta en su Araucanía bella y solitaria, las que están muy bellamente escritas (aquí vale la expresión "poéticamente escritas"), pero aún así su lectura me ha dejado contento. Me ha llevado a pensar en mis primeros años, en mis descubrimientos del mundo, en la fascinación que cualquier cosa despierta en un niño. Los insectos, la naturaleza, las telarañas, todo es nuevo y fascinante para uno cuando es chico y esto lo describe muy bien Neruda (¡era que no!).
Es muy lindo cuando recuerda su encuentro con el mar, que fue tan importante para él. Un pequeño párrafo puede decirlo mejor: "Cuando estuve por primera vez frente al océano quedé sobrecogido. Allí entre dos grandes cerros (el Huilque y el Maule) se desarrollaba la furia del gran mar. No sólo eran las inmensas olas nevadas que se levantaban a muchos metros sobre nuestras cabezas, sino un estruendo de corazón colosal, la palpitación del universo". Es hermoso, a mi me sobrecoge.
Ahora no me queda más que seguir con esta gratísima lectura, que desde ya recomiendo a todos quienes quieran saber más de Neruda y escarbar, además, en sus propios y hermosos recuerdos.

3 comentarios:

noemi dijo...

Una vida sin leer a Neruda (para mí) no es vida :)

Saludos!

Dannitas dijo...

No he leído mucho de Neruda... Asi que no te puedo dar ningún comentario de él. Pero me encantó su casa de Isla negra.

Te cuento que estoy leyendo "el viejo que leia novelas de amor", mi hermano tiene que leerla... pero yo de intrusa se la pedi... ahora voy como en la mitad.. y es muy buena... de rapida lectura, super interesante....

yap nos estamos leyendo... :)
Besos

Elisa de Cremona dijo...

mmhhh... aquí discrepamos otra vez... sí, creo que tuvo una vida interesante, llena de cosas y aventuras.. pero sólo me quedo con eso...
je.
un beso
(yo recomiendo que leas a Pavesse, o el ajetreo de la vida de Pablo de Rokha y además recomiendo su obra jajaja... además te incito a leer a Dulce María Loynaz y su vida, su obra, sus sueños etc... )
otro besote