miércoles, 3 de agosto de 2005

Günter Grass

Este autor alemán, ganador del Premio Nobel en el año 1999, es una de las más notables plumas alemanas de la segunda mitad del siglo pasado. Nació en el año 1927 y luchó en la II Guerra Mundial lo que marcó fuertemente su estilo narrativo. Su obra más conocida es "El tambor de hojalata", escrita en 1959 y llevada al cine en el año 1979 por el cineasta alemán Volker Schlöndorff, cinta que tuvo mucho éxito, ganadora de La Palma de Oro en Cannes y del Oscar a la Mejor Película Extranjera. Günter Grass trabajó en el guión de esta cinta que cuenta la historia alemana desde 1899 hasta la caída del nazismo a través de Oskar, un niño que interrumpe su creciemiento luego de recibir a los tres años el primero de sus tambores de hojalata, del cual no se desprende nunca y marca el ritmo de los acontecimientos. No guardo buenos recuerdos de esta película, que vi a comenzos de los '80, por lo que tampoco me he animado a leer esa novela.
Sin embargo, acabo de leer "El gato y el ratón" (Edit. RBA Editores, 1994 Barcelona), su segunda novela, escrita en el año 1961 y que sigue con la temática anterior sobre la Alemania nazi entregando un descarnado análisis de ésta. Esta novela nos muestra la historia del joven Joaquín Mahlke, quien junto con sus amigos y compañeros intentan llevar una vida normal en ese ambiente enrarecido por la guerra, que en un principio es tan lejana para ellos.
Estos adolescentes empiezan a abrirse al mundo y encuentran en la cubierta de un barco hundido el lugar ideal para sus juegos lúdicos y empezar a hacerse hombres. En este escenario Mahlke, quien tenía una nuez de adán en su cuello impresionante y móvil como un pequeño ratón, hacía proezas con su capacidad para bucear y entraba una y otra vez al dragaminas hundido trayendo pequeños tesoros que compartía con sus compañeros. Empero, el brazo de esa guerra consigue alcanzarlos y Mahlke continúa con sus proezas, pero esta vez en el frente de batalla.
Muy grata novela, fresca, uno se deja llevar por el camino que van descubriendo estos adolescentes alemanes. Es conmovedor cómo tratan de vivir normalmente a pesar de todo, la vida se les abre recién y se ven enfrentados a un conflicto que no es de ellos.
Como leí por allí, para leer a Grass es recomendable empezar por esta novela antes de entrar al complejo mundo que muestra "El tambor de hojalata". Estoy de acuerdo y la recomiendo.
Como dato accesorio, esta novela también se llevó al cine y antes que "El tambor...". Fue en el año 1967 a través de una co-producción germano-polaca dirigida por Hans Jurgen Pohland.

5 comentarios:

diminui dijo...

yo hace mucho que no leo novelas!

la historia me tiene atrapada y por desgracia sus teóricos son muy aburridos.

gracias por tu visista a las efimerías

Elisa de Cremona dijo...

sí, toda la razón..
ahora quiero saber unas cosilla.. ¿por qué comentas casi sólo de libros?
y cómo es posible que leyendo y reocmendando a Günter Grass te gusten la Allende y la Marcela Serrano???
en finnnnnnnn, eso
un beso

Gonzalo Araya I. dijo...

Mi querida Elisa de Cremona, nunca he dicho que soy un experto en libros, al contrario, y mi interés de recomendar es sólo por gustos personales. Me gusta leer, que es diferente. Leo de todo como te has dado cuenta y es así que me pueden gustar novelas de diversos tipos y de cualquier temática. He leído por ejemplo a Harry Potter y me ha gustado. También toda la trilogía de Tolkien (El Señor de los Anillos) y me encantó. También a muchos filósofos y pensadores algunos de los cuales me han gustado mucho y otros bien poco a decir verdad. Como ves un amplísimo espectro. Podrás preguntar entonces ¿qué hace que un libro me guste? Bueno, eso es más difícil, pero se va perfilando solo, ha medida que leo. Me meto en el libro que estoy leyendo y si me atrapa, si me creo el cuento, es porque me gustó. Sólo soy un simple ingeniero que descubrió algo tarde el placer de la lectura.
Ahora, en cuanto a por qué comento sólo de libros. Bueno, este espacio lo cree casi exclusivamente para eso, aunque no descarto comentar otras actividades culturales.
Espero haber despejado tus dudas
Un beso

Elisa de Cremona dijo...

sí, las has despejado, muchas graciasssssssssssssss

pero de todos modos me parece rarísimo que tus gustos a ratos tan exigentes, como grass o tolkien (porque es grandiosa su escritura, cartografía etc.. es un trabajo imaginatvo enormeeee) y a otros tan, tan.. livianos, por decirlo suave.. pero sí, es verdad, a mí en música me pasa a veces eso y me critican ...
en fin..
un besote

Moira dijo...

Yo leí El tambor de hojalata y me fascinó... intenté leer El gato y el ratón y no pude. Simplemente, no la entendía. Tal vez más adelante lo intente otra vez.