sábado, 3 de septiembre de 2005

Jorge Edwards

Por los recuerdos que narra Neruda en sus memorias, me he animado a escribir sobre Jorge Edwards. Este novelista, cuentista, ensayista, cronista y diplomático de carrera, acompañó -por expresa petición del propio Neruda- al poeta cuando éste fue nombrado Embajador en París, allá por el año 1971. A esa altura del siglo pasado era ya un escritor conocido, que iba a alcanzar mayor notoriedad con la publicación de su libro "Persona non grata", en el año 1973, sobre sus peripecias diplomáticas en La Habana de Fidel. No lo he leído aún, mas espero hacerlo pronto.
Sin embargo, mi encuentro con este autor no se produjo a través de algún libro, sino leyendo sus encendidas columnas que escribía en España, creo que en el Diario El País. Allí conocí a Edwards y me llamó poderosamente la atención el tono con que atacaba la dictadura chilena. Me interesó y empecé a leer algunos de sus libros.
Comencé leyendo, creo que hace 3 o cuatro años, "El origen del Mundo", exquisita novela del año 1994. Recuerdo que me gustó mucho. Comienza con el descubrimiento del cuerpo sin vida de un intelectual chileno en París y este es el origen de una trama que se va llenando de celos, descubrimientos de amores pasados que llevan a los protagonistas a imprevistos desenlaces. Muy entretenida, y muy bien escrita además.
Luego leí "Adios Poeta", una especie de biografía en que Edwards relata sus encuentros con Neruda, y he aquí la razón de por que me acordé tanto de este autor cuando leía "Confieso que he vivido", era como leer la otra versión de hechos ya conocidos. Los detalles no los retenía, pero al leerlos me aparecían como conocidos y ahí recordé que había leído este libro de Jorge Edwards.
Creo que he leído algún otro, pero no lo recuerdo. Eso sí, el próximo libro que leeré de él será "El inútil de la familia", que relata la vida de su tío Joaquín Edwards Bello, un escritor nacido a fines del siglo XIX que término suicidándose el año 1968.

5 comentarios:

Pequeñin dijo...

Reconozco casi co verguenza, que no le leìdo nada de el.

Elisa de Cremona dijo...

Podría decirte tal vez, mejor que cualquier otra cosa, que hay otros chilenos tan, pero tan buenos y tan, pero tan descuidados y abandonados...
A ratos los premios no son realmente un galardón, un estímulo, una corona o un laurel a la buena obra...
un besote querido Gonzalo, la pesada de la Elisa de Cremona

El Enigma dijo...

Increible, creia que nadie se acordaria de el, felicidades, casi casi estas sacando del baul un olvido, casi olvidado.

Saludos desde Mx

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Ernesto González Dávila dijo...

Hola:

Llegué aquí por recomendación de Libelula. Sabes, está bueno el blog, pero tal vez debieras escribir también sobre otros personajes de la literatura menos conocidos para ir difundiendo, que es lo que en cierto sentido hago yo...

He leído los libros que mencionas, aun cuando Jorge Edwards no es de todo mi gusto. Siempre he encontrado que algo le faltó para cruzar el umbral.

Pero igual bien, muy bueno que los blogs sirvan para esto. Te felicito de verdad por tus post y tu gusto por la literatura, luego vuelvo a seguir leyendo.

Un abrazo,

EGD

Anónimo dijo...

Yo terminé hace poco de este autor "La mujer imaginaria" me lo habían recomendado, pero la verdad no me agrado mucho Sniff!!
Besos.
.:C.G:.