martes, 11 de octubre de 2005

Dan Brown

Estoy leyendo "Ángeles y Demonios" de Dan Brown, una fantástica novela que comentaré en unos días más. Es genial, sin embargo, ahora quiero contarles algo de este escritor norteamericano que saltó a la fama con su novela "El Código Da Vinci", espléndida novela que levantó gran polémica hace algunos años al atacar algunos dogmas de la iglesia católica y por sobretodo al Opus Dei, movimiento muy fuerte al interior del catolicismo, muy conservador, al que acusa de actos bastantes reñidos con la moral cristiana. Y la polémica está asegurada para el próximo año, pues se estrenará una película basada en esta obra, con Tom Hanks como el profesor Robert Langdon, protagonista de ambas novelas.
Algo que me sorprendió mucho al buscar información sobre este verdadero fabricante de Best Seller es que "Ángeles y Demonios" fue escrita antes del éxito mundial que significó "El Código Da Vinci" y, con un ojo comercial que los gringos dominan a placer, fueron reimpresas en todo el mundo y en muchos idiomas sus novelas anteriores "Fortaleza Digital" (1996) y la citada "Ángeles y Demonios" (2000).
"El Código..." es muy entretenida, atrapa al lector desde el primer momento, puede cuestionarse la calidad estilística de la prosa de Brown pero habrá que renococer que maneja muy bien el suspenso y mantiene el interés en todo momento. Al igual que en "Ángeles y Demonios" -que yo imaginaba posterior como ya dije- para el lector resulta muy grato meterse en el universo que plantea Brown, tan cercano y lejano a la vez. Esta novela se basa en la búsqueda del Santo Grial que no es como la gente cree el cáliz de la última cena sino un secreto que puede hacer tambalear a la iglesia toda. El Opus Dei también está detrás de este secreto y no duda en asesinar para hacerse de él. De aquí se empieza a entender toda la polémica que ha generado este libro, que ha llegado a ser declarado blasfemo y algunos curas hablaron incluso de excomulgar a quienes lo leyeran.
Obviamente Dan Brown y sus editores deben agradecer al Opus Dei y a la iglesia en general por tal cantidad de propaganda gratuita para sus obras.
Este libro es imperdible, además nos introduce en el mundo del arte, Da Vinci y el Louvre aparecen muy bien descritos que dan ganas de visitarlos.

3 comentarios:

Elisa de Cremona dijo...

yo no creo que sea ni blasfemo ni agradecible.. lo siento. Ahhh es que no puedo con este libro, de verda.. no puedo.
Creo que supo bien jugar con la comercialidad de los elementos, perfecto saber de negocios.. envidiable, la verdad. Pero de calidad literaria.. pues como que no. Lejos.
ahhh no... no PUEDO!!!!

igula te dejo cien besos

Javier Munguía dijo...

¿cómo puedes decir que El Código Da Vinci es una espléndida novela -eso sí es una blasfemia- a la vez que reconoces que "puede cuestionarse la calidad estilística de la prosa de Brown"? De que maneja bien el suspenso, lo maneja, y el lector lo agradece, pero las novelas espléndidas no son sólo eso, además de que la de Brown está llena de lugares comunes y escenas absolutamente inverosímiles. Las novelas, creo yo, deben ser entretenidas, atractivas al lector, pero ésta sólo es entretenida, a costa de ser muy torpe: he ahí la diferencia.

hagasbar dijo...

Podrá ser muy comercial o podrá tener todos los defectos que tenga, ser ofensivo contra las autoridades eclesiásticas o que se yo, pero hay una cosa que sí es muy cierta: la dinámica de este libro hace que el mismo sea entretenido y atrapante a la hora de leer, esa es mi opinión...

Chauuu, salu2.