jueves, 22 de marzo de 2007

Cuentos chinos

No se trata de que ahora sí va a funcionar el Transantiago, pues ese cuento ya no se lo traga nadie. Nada de eso. Se trata del último libro que leí, un exquisito y antiguo volumen que reúne diez grandes cuentos chinos (así se llama, por lo demás), de cuatro famosos escritores de esa nacionalidad, a saber: Yu Ta-fu, Lao Sheh, Lu Sin y Mao Tun.
La recopilación es obra de Luis Enrique Délano y Poli Délano, destacados escritores nacionales, personajes públicos de múltiples facetas, diplomáticos, artistas plásticos, etc., quienes tradujeron a estos autores chinos (del inglés y francés principalmente), cuando estuvieron destacados en ese lejano y fascinante país.
Cabe destacar que estos escritores son de los más importantes autores de la literatura china moderna, partícipes de la revolución cultural que significó el Movimiento del 4 de Mayo de 1919, que se inició ese día con las protestas estudiantiles en la mítica Plaza de Tian'anmen. Este movimiento produce profundos cambios culturales, especialmente contra el sistema feudal imperante en China por esa época, lo que se refleja muy bien en algunos de los cuentos.
Yendo entonces a estos cuentos, quizás el más famoso de todos sea "Diario de un loco", de Lu Sin (1881-1936), considerado el más grande escritor chino moderno. Esta es la primera obra de ficción en la literatura moderna china, el que sin embargo no me impresionó tanto como "Restauración de la bóveda celeste", del mismo autor, que relata una antigua leyenda china sobre la fundición de unas piedras por la diosa Nü-wa para restaurar la bóveda celeste que se caía a pedazos.
Hermoso relato, salpicado de bellas leyendas, otra de las cuales explica el origen de la humanidad, atribuido también a esta diosa o emperatriz legendaria, cuando Nü-wa moldea al hombre con tierra amarilla.
Otros títulos que me sedujeron fueron "Intoxicantes noches de primavera", de Yu Ta-fu y "La luna creciente", de Lao Sheh. Este último es un relato triste de una chica en que la luna creciente va marcando hitos importantes y dolorosos en su vida. Triste pero a la vez esperanzador.
En síntesis, un verdadero hallazgo, en una edición de bolsillo Quimantú del año 1971, cuando esa editorial era sinónimo de cultura asequible para todos.

4 comentarios:

La Libélula dijo...

La cultura china está tan llena de esa magia y espiritualidad tan propias de su historia milenaria. Acabo de leer el diario de un loco y uf! realmente el pobre hombre tenía un delirio de pesecución bien grande y leí por ahí también que este cuento es una crítica a la sociedad feudalista china, ¿podría ser? no sé,dicen que para entender el presente hay que buscar las claves en el pasado y me imagino que para captar la esencia de estos cuentos hay que conocer algo de los inicios del imperio chino.

Ya, mussshhhoooo, parece que me fui en la volada, en todo caso y sólo por aclarar, no fumé del bueno!!! jajajajaja

Un beso pa ti

Yve

Elisa de Cremona dijo...

sí, de acuerdo!
pero aún espero tus "frekedades"
un besazo

Viccki dijo...

Te recomiendo un libro?
El Portador

www.nicolasmanservigi.com.ar

Bye

crespita dijo...

Buena buena.. no sabia donde escribir comentario, supuse que aquí lo leerías. Mi nombre es Carmen Gloria, alias la crespi, y quería felicitarte, muy buen blog. Agregado a mis link al tiro...

paz & bendiciones
atte.crespita...