sábado, 11 de junio de 2005

Franz Kafka o la locura traspasada al papel

Extraña la vida de Kafka, tan atormentada y angustiosa vida no se aviene con su talento, aunque de esto no hay evidencias ciertas. Lo que sí es cierto es que no quería que su obra se publicara y le pidió a su amigo, albacea y recopilador, el escritor Max Brod, que la destruyera completa. Pero éste -para deleite nuestro- no le hizo caso y las publicó. Comenzó con "El Proceso" en el año 1925, a un año de la muerte de Kafka. Este libro lo leí el año pasado, es muy interesante pero verdaderamente alucinante y alienante. Lástima que el final sea tan abrupto y desde mi perspectiva me quedó claro que el libro no estuvo terminado. Max Brod recopiló los capítulos y lo armó según se acordaba de las lecturas que le hacía Kafka, por lo cual me parece que le faltó mayor precisión en el final, que se viene de repente. En todo caso, la obra es muy interesante.
Un apunte importante respecto a este libro es sobre la traducción. Yo tengo la versión editada por Losada, con traducción de Vicente Mendivil, que data de 1939. Digo esto, pues en la época en que leí El Proceso, una muy querida amiga también lo estaba leyendo, pero era otra versión cuya traducción dejaba mucho que desear. Este es un punto muy sensible en obras que son traducidas a nuestro idioma y que siempre hay que tener en cuenta a la hora de leer textos traducidos.
¿No creen que una mala traducción puede matar una obra realmente valiosa?, o que la sensibilidad del traductor cambie el sentido de muchas frases o incluso párrafos enteros que nos haga perdernos la belleza del lenguaje original. Pero esto es otro tema que merece ser tratado en otra oportunidad.
Quién no conoce "La Metamorfosis", sin duda la obra más conocida de este autor. Publicada originalmente en 1915, causó una gran impresión en la época. Esta obra la leí allá por el año 2003, me había resistido a leerla pues había escuchado mucho de ella, pero finalmente me decidí y la leí. Muy interesante, me dejó varias impresiones fuertes relacionadas con nuestras propias metamorfosis, con los cambios que todos sufrimos constantemente y que a veces no son bien recibidos por nuestro entorno. Una obra recomendable.
Hasta aquí lo que he leído de este autor. Me faltan "El Castillo" y "América", dos obras póstumas editadas por su amigo Max Brod.

6 comentarios:

alone dijo...

Vaya me he encontrado con otra página, otra bitácora, que interesante jaja Sin duda te gusta escribir, que rico.
Kafka, en lo personal no me agrada mucho, leí la metamorfosis uff! y creo que Meditaciones o algo así, sin duda es un autor interesante, pero algo dramático ja! Más bien bastante dramático.
Besos.

Gonzalo Araya I. dijo...

Gracias por tu comentario Alone. Hay que confesar que Kafka es bien "kafkiano" para sus cosas, son extraños sus libros pero hay que interpretarlos, y ahí cada uno le encontrará el sentido que más se acomede a su realidad.

Un abrazo

Gonzalo

La Libélula dijo...

Resulta que la versión mal traducida de El Proceso era la que en ese momento leía yo, y resulta también que quedé con una confusa y "kafkiana" impresión de lo que realmente quiso hacer el autor con el libro porque al parecer Kafka tuvo una idea y su amigo al recopilar la obra tuvo otra, muy distinta, pues es uno de los finales más abruptos y sin sentido que he leído. Es casi como para decir PLOP!!!!

La Metamorfosis y los otros relatos que reune el libro son por decir lo menos inquetantes, recomiendo de esa serie "El artista del hambre"...según ese cuento no somo nada.

Saludos
Una querida amiga
Yvette
La Libélula

Gonzalo Araya I. dijo...

No seas tan susceptible, "querida amiga". Gracias por tu comentario, es realmente un aporte al post.

Gonzalo

Carlos dijo...

La verdad es que no sé lo que quieren decir cuando dicen de una obra que es "interesante" Lo suelo asociar con no saber qué decir de algo... bueno percepciones, sólo eso. Ehhh, el final del proceso... decepcionante? Bueno, Kafka no tenía la idea de ser complaciente y no olvidar el pasaje del hombre rente al portal de la ley, ¿no es eso un plop? Nuestra cotidianidad a veces no suele ser un plop, las personas no nos lo son en algunas oportunidades. Kafka lo sabía, por eso no quería publicar.

Anónimo dijo...

Kafka fue un genio incomprendido, por eso decidió no publicar nada. Pero como genio literario, ha sido el autor que más influencia ha ejercido en todos los grandes novelistas del siglo XX.